Consejos para dar de alta el gas

Encontrar tu casa perfecta, o al menos la que más se ajusta a tus necesidades suele ser una tarea complicada aunque no exenta de ilusión. Eso sí, cuando ya te dispones a vivir en ella los odiosos papeleos continúan, pues llega el momento de dar de alta el gas, el agua y la electricidad. Y aunque para muchos de vosotros seguramente no sea la primera vez que lo hacéis, nunca está de más aprender la más rápida y mejor forma de hacer las cosas. Así que en ilisto vamos a centrarnos en uno de esos pasos que hemos mencionado. Por eso, hemos preparado algunos consejos de cara a dar de alta el gas del modo más sencillo. ¡Toma nota!

Contratar gas natural

Antes de nada, si tu casa es alquilada debes comprobar que no existe ya un contrato con el anterior dueño o con el propio inquilino. De lo contrario, tendrás que ocuparte tú de contratar el gas natural, al igual que ocurre cuando compras una vivienda. Para ello, deberás seguir los siguientes pasos:

  • Contacta con un instalador de gas natural autorizado para que te elabore un certificado de la instalación.
  • Paga los derechos de alta (como en el caso de cualquier suministro) y los de acometida, tal y como ocurre con cualquier nueva instalación.
  • Cada comunidad autónoma dispone de una distribuidora concreta que gestionará el alta.

Por otra parte, en caso de que no tengas que dar de alta el gas en tu nuevo hogar, el trámite será mucho más sencillo:

  • Deberás comprobar cuánto hace que se dio de baja el servicio. En el caso de que sea un periodo menor a un año, solo será necesario realizar la Inspección Periódica de la Instalación, que se lleva a cabo cada cinco años, y que esté vigente para comenzar a darte el servicio.
  • Si hace más de un año que dieron de baja el servicio, el instalador debe proporcionarnos de nuevo el Certificado de la Instalación.
  • Si el contrato de suministro está activo, en el caso de que tu vivienda sea de alquiler, lo mejor es realizar un traspaso de contrato, revisando siempre deudas o facturas pendientes con el anterior titular. Si no te fías del todo, no lo pienses más, solicita de nuevo el alta.
  • En el momento de contratar gas natural, debes elegir entre la tarifa de acceso 3.1 (hasta 5.000 kWh al año) si vas a tener un consumo bajo y la tarifa de acceso 3.2 (de 5.000 a 50.000 kWh al año), para un mayor consumo en casas más frías y grandes. En ambos casos el suministro es el mismo, aunque no la cuantía de la tarifa.
  • Por último, debes tener en cuenta que desde que la distribuidora acepta la solicitud pueden pasar de cinco a siete días hábiles hasta que tengas el gas.



Gas natural

Documentación básica necesaria para dar de alta el gas

En el caso de que finalmente necesites dar de alta el gas, deberás tener preparada la siguiente documentación:

  • Datos del titular del contrato: nombre, DNI o CIF (en caso de empresas).
  • Dirección completa del suministro y datos de la vivienda.
  • Código CUPS de la instalación de gas (número identificativo y único del suministro de gas) que te facilitará la compañía distribuidora.
  • Tarifa que quieras contratar.
  • Número de cuenta para domiciliar el pago de facturas.
  • En ocasiones puede hacer falta el certificado de instalación de gas natural, si tu vivienda es de nueva construcción, si se ha dado de baja hace tiempo –como hemos apuntado antes– o en caso de haber modificado la instalación.



Cuánto cuesta dar de alta el gas

Para finalizar, detengámonos en la parte más “incómoda” de todo el proceso de dar de alta el gas natural: el pago. En este punto, hemos de tener en cuenta que la contratación del suministro conlleva pagar tanto los derechos de alta como los de acometida. A continuación os hacemos un breve resumen:

  • Los derechos de alta se pagan en cualquier nuevo suministro. El importe lo fija cada Comunidad Autónoma. No en todas la cantidad en la misma. Para comprobarlo no hay más que echar un ojo a la diferencia entre los 72€ que en Andalucía se paga para la tarifa 3.1 (IVA incluido) y los 106,89€ de Galicia.
  • Los derechos de acometida se pagan en nuevas instalaciones. Este importe es único para todo el país y la cifra asciende a 128,67€ para los contratos destinados a consumidores particulares. Por lo tanto, el alta total de un suministro tiene un coste que oscila entre los 200€ y los 235€.
  • Si realizas un traspaso de contrato con el anterior titular, debes saber que este proceso es gratuito.
  • En cuanto a las diferencias existentes en el pago de las tarifas de acceso, hay que apuntar que en la tarifa de acceso 3.1 la cantidad se halla en torno a 4 euros al mes, mientras que en la 3.2, el precio mensual es mayor, situándose alrededor de los 9 euros, aunque en este caso el precio del kW/h es más reducido.

No obstante, si tienes dudas, siempre puedes contar con un profesional especializado como los de ilisto, que las resolverán y te proporcionarán la mejor opción para tus necesidades.

Contacta con nosotros